Esqueleto

 

El recorrido, el tránsito, el flujo y la hospitalidad asentándose por todo el territorio. Esa es la idea con la que he elaborado este proyecto. Se materializa en un plano de la ciudad de Barcelona, al que he eliminado las partes construidas, dejando únicamente las calles; transformándose de ese modo, en una gran celosía para ser colgada delante de la cristalera, en el espacio propuesto para ello. La pieza, fundida en aluminio, abarca la mayor parte de la ciudad, incluyendo el casco antiguo- donde se asentó el antiguo Hospital de la Santa Creu- y la zona donde se halla ubicado actualmente el nuevo Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. El aluminio será patinado para que conserve el aspecto de un plano, dotándole asimismo de la forma ondulada de un papel suspendido en el aire.